fbpx

Diseño de aromas #aceites

244 0

El diseño de interiores debe complacer a tantos sentidos como sea posible: visión, oído, tacto y olfato. Cuando un espacio es diseñado y creado con la intención de integrarlos a todos, sólo entonces alcanzará su máximo potencial.

El olfato, a pesar de ser el vínculo más poderoso con las emociones y los sentimientos, a menudo se pasa por alto y sólo recientemente se ha incorporado estratégicamente en los diseños de interiores.

Sin embargo, si lo piensas bien, el aroma de un espacio tiene el poder de crear un ambiente y estado de ánimo; lo que significa que la selección de un aceite esencial, fragancia o aroma, es vital para crear una conexión emocional que es, en muchos sentidos, más poderosa.

En una sociedad abrumada por el branding visual, la conectividad digital y la mensajería, los seres humanos estamos expuestos a millones de estímulos visuales, sin embargo, no todos tienen impacto en el cerebro, ya que este se vuelve más selectivo y estratégico con el paso del tiempo. En contraste, la marca olfativa es instantánea, una vez que hueles un aroma, te detendrás, el cerebro hará un recuerdo del aroma en el sistema límbico y estará ahí para siempre Es entonces que nos preguntamos: ¿A qué debería oler un espacio?

El diseño olfativo va más allá de un aromatizante eléctrico y ciertamente no tiene nada que ver con los sintéticos y exagerados aromas comerciales. Se trata de un olor específico, un aroma desarrollado a partir del proceso olfativo que se personaliza y se alinea con una estrategia de marca o un “sentimiento” que se busque evocar al entrar en el espacio.

Como una novela, se tienen que desarrollar narrativas: dulces y románticos, cítricos y frutales para un momento de ejercicio, la lavanda como marco a la meditación y maderas para los espacios de trabajo. Aroma es contexto, nosotros somos los actores, la casa el escenario y la trama la desarrollan los sentidos.

Los aceites esenciales son la mejor alternativa para este tipo de proyectos, ya que se trata de compuestos químicos naturales con un sin fin beneficios tanto para la mente como el cuerpo. Con esta idea, el equipo de expertos de dōTERRA México te hace las siguientes recomendaciones para darle a ese espacio el toque de diseño sensorial que necesita.

Para áreas de trabajo u oficinas

 Sabías que el aroma de ciertos aceites esenciales puede ser útil para promover sentimientos de concentración? Los aceites esenciales como el aceite de Albahaca, el de Eucalipto y el de Hierbabuena contienen componentes químicos que promueven sensaciones estimulantes o energizantes, todo lo cual contribuye a una mayor sensación de concentración.

Además su aroma acogedor y fresco es ideal para espacios de trabajo que alojan a muchas personas como despachos o lugares de escritorios compartidos.

Para generar un ambiente de relajación

El aceite esencial de Lavanda contiene varios componentes químicos (alcoholes, cetonas y ésteres) que tienen características calmantes y apoyan un sueño reparador. Así mismo, el aceite de Petitgrain tiene cualidades relajantes, que resultan ideales para espacios grandes.

Complementa espacios grandes, en colores claros y con mucha entrada de luz.

Resulta ideal para spas , habitaciones y espacios de descanso. La meditación se centra en un mantra aromático.

El aroma ideal para un estudio

Áreas de trabajo pequeñas como los estudios y talleres van muy de la mano con aromas amaderados, ya que poseen notas fuertes y profundas, en tonos bajos y en ocasiones dulces; que suelen relacionarse con los aromas cálidos.

Sin embargo, no todos los aceites de madera huelen igual. Los aceites de Sándalo, Casia, el de Madera de Cedro, y el de Sándalo Hawaiano tiene personalidades diferentes, elige el que mejor se adapte a tu espacio.

Related Post