fbpx

VITAMINAS: LAS ALIADAS DE TUS HIJOS #DIADELNIÑO

68 0

Los niños llevan más de un año sin poder realizar sus actividades normales, por lo que es clave que como padres de familia sigamos procurando que tengan una alimentación balanceada que aporte los nutrientes que los niños requieren. Sin embargo, sí necesitan un suplemento vitamínico, te decimos cuáles son los más comunes y sus beneficios.

Niños y vitaminas

Seguro has escuchado sobre ellas, pero para precisar, las vitaminas son sustancias orgánicas que están en pequeñas dosis, en los alimentos que consumimos.

Se dividen en las que se pueden disolver en grasas (liposolubles), esto significa que se guardan en nuestro organismo y se ocuparán cuando se requieran, en cambio las hidrosolubles, o sea en agua, se utilizan rápidamente. Estas vitaminas “circulan” en la sangre y las que no se usan, se desechan cuando vas al baño.

Brindan a nuestro organismo los nutrientes indispensables para su buen funcionamiento.

¡Imagínate todo su aporte! Así que cuando hablamos de los niños, saber cuáles son las vitaminas más importantes para ellos te será de utilidad, sobre todo porque así estarán bien protegidos y con energía.

Cuatro vitaminas y un suplemento

•Vitamina D

Es muy importante porque le ayuda al cuerpo a incorporar el calcio de los alimentos, “construyendo” huesos resistentes. El sol ayuda a fortificarlos y los alimentos que la contienen son los pescados grasos como el atún, salmón, bacalao. Si bien los niños no consumen tanto este tipo de pescados, pueden tomar la vitamina D en suplementos. Siempre se debe consultar al pediatra sobre la dosis adecuada.

•Vitamina A

Conocida también como retinol, con ella la vista se verá beneficiada, así como el sistema inmunitario y la piel. La encuentras en los lácteos; en pescados como el salmón; en verduras de hojas verdes, así como en aquellas de colores amarillos y naranjas (gracias a los betacarotenos), como zanahorias, o frutas como los duraznos o mangos. Tus hijos agradecerán la variedad de colores que les puedas servir a la hora de la comida, no habrá pretextos para que no quieran comer.

•Vitaminas del grupo B

Es un complejo de vitaminas que se encuentran en alimentos como las carnes rojas y blancas, soya, leche, huevos y granos integrales. Es muy importante también porque impulsa la formación de glóbulos rojos, así como las actividades del metabolismo. Ayudan a estimular el apetito en los pequeños.

•Vitamina C

Es una de las más conocidas y mantiene a los tejidos sanos: músculos, encías, vasos sanguíneos. Ayuda a combatir las infecciones, y la hallas en los limones, naranjas, fresas, tomates, brócoli, kiwi, col, pimientos rojos. Si te preocupa que tu hijo no consuma la suficiente vitamina C, consulta a su pediatra.

•Hierro

Cuando los niños están en pleno crecimiento éste es esencial para la producción de sangre y la constitución de los músculos. Si su nivel es bajo, los niños podrían presentar, según la American Academy of Pediatrics (AAP), irritabilidad, depresión, apatía y son más propensos a infecciones. Puedes encontrar estas fuentes de hierro en los siguientes alimentos: carnes, espinacas, frijoles, cereales y harinas enriquecidas con este suplemento.

¿Es necesario que los niños tomen suplementos?

En una dieta balanceada las vitaminas están presentes; sin embargo, a decir de la AAP, en algunos casos los pediatras recomendarán suplementos diarios si los pequeños no quieren comer, tienen hábitos que no sean muy regulares, o tal vez si tienen dietas muy selectivas.

Siempre consulta al pediatra para saber qué suplemento vitamínico necesita tu hijo o hija.

Related Post