fbpx

Marchesi 1824: El primer lugar fuera de Milán, Italia

141 0

Marchesi 1824 —pastelería milanesa tradicional perteneciente al Grupo Prada— abre un nuevo espacio en Mount Street, una de las calles más
prestigiosas de Mayfair en el corazón de Londres. Fundada en 1824, Pasticceria Marchesi es una de las más antiguas y finas pastelerías de Milán, reconocida por excelencia en la gama de pasteles, chocolates
y por el tradicional panettone que produce.

En un espacio íntimo de aproximadamente 70 m2, las originales e históricas decoraciones murales y los numerosos ganchos de hierro forjado en el techo son testigos del negocio que una vez funcionó en el edificio. Marchesi 1824 ha redecorado meticulosamente la tienda de manera que respete plenamente sus auténticos elementos preexistentes, creando el equilibrio perfecto entre el pasado y el presente. El diseño se basa en el ambiente y el encanto de la histórica tienda de la Via Santa Maria alla Porta de Milán, creando un ambiente muy evocador.
En el interior, finos muebles de cerezo, inspirados en el diseño actual de las dos tiendas de Via Montenapoleone y de Galleria Vittorio Emanuele II se combinan perfectamente con los elementos originales de madera y el tabique visible del vestíbulo de entrada. Los preciosos suelos de mármol negro veteado y amarillo de Siena, así como el techo original con vigas de madera se combinan con lámparas tipo linterna, creando un sofisticado efecto visual. Una acogedora habitación en la parte trasera de la tienda está dedicada a tomar té, con una variedad de opciones para todos los momentos del día: desayuno, almuerzo, té o una bebida nocturna.
La carta, pensada especialmente para la nueva pastelería, se sirve sobre fina porcelana Rosenthal, con cubiertos Sambonet de plata. Desde hace casi dos siglos, Marchesi 1824 destaca por sus finas pastas– elaboradas siguiendo recetas tradicionales– sus suaves croissants y su selección de chocolates. La tienda londinense combina esta tradicional gama de confitería italiana con una amplia selección de caramelos, bombones, chocolates, pralines y dulces, rodeados de elegantes muebles de cerezo y originales azulejos cuidadosamente restaurados como elementos decorativos.

Todos los productos Marchesi 1824 se presentan en embalajes refinados con un toque de lujo. Los productos de panadería se preparan diariamente en la tienda, garantizando la incomparable calidad y excelencia por la que la marca es reconocida.

HISTORIA DE MARCHESI 1824

Empapada de tradición, Marchesi 1824 es una de las más antiguas y mejores pastelerías de Milán. Es considerada un referente por la calidad de su pastelería fresca, sus chocolates y su clásico panettone milanés.
HERENCIA

La historia de Pasticceria Marchesi es una historia de armonía entre tradición y creatividad. Imagínese un elegante edificio del siglo XVIII en el corazón de Milán. Más concretamente en Via Santa Maria alla Porta 11/a. Aquí, en 1824, la pastelería familiar Marchesi abrió sus puertas porprimera vez y gracias al trabajo y la dedicación, se ganó una reputación cada vez más extendida por sus dulces hechos a mano. A principios del siglo XX, el propietario, Angelo Marchesi, comenzó a servir café por la mañana, cócteles por la noche y otras bebidas, además de pasteles recién horneados,
galletas y dulces. La Pasticceria Marchesi no sólo era una pastelería de alta calidad, sino también un café encantador, en vías de convertirse en uno de los lugares emblemáticos de Milán. Desde sus inicios,
Pasticceria Marchesi ha mantenido un ambiente auténtico, conservando su mobiliario original de principios del siglo XX, espejos antiguos e iluminación art déco. También ha permanecido fiel a sus tradiciones fundadoras de los mejores ingredientes, la más alta artesanía y la atención a los detalles.
Los clientes, atraídos por la fachada ornamentada del siglo XVIII y las imaginativas vitrinas, se encuentran en un país de las maravillas de la tentación, donde cajas distintivas decoradas con cintas de colores brillantes encierran exquisitas creaciones para deleitar el paladar.

Related Post