fbpx

#Cosmética sustentable al cuidado de la belleza

45 0

La sustentabilidad y el tema de energías renovables han cobrado un papel importante y se ha convertido en la base de modelos de negocio en muchas industrias que realizan cambios y avances al ser más conscientes sobre el impacto que generan al planeta. De acuerdo con la consultora CB Insights, el mercado mundial de cosméticos alcanzará los 863,000 millones de dólares para el año 2023[1].

Los productos para el cuidado de la piel, el cabello y el maquillaje son los más demandados en dicho orden,[2] y en este contexto, el sector cosmético busca nuevos modos de comercialización centrándose en el reciclaje, la creación y uso de ingredientes más respetuosos con el entorno, así como en derivados naturales que resulten beneficiosos, debido a que cuentan con propiedades como biocompatibilidad y biodegradabilidad, los cuales cumplen con los estándares que exige la industria y el consumidor.

Ante la necesidad de ofrecer productos sustentables, Covestro ha desarrollado materiales que son amigables con el medio ambiente y fáciles de usar en fórmulas cosméticas para la elaboración de maquillaje líquido, rímel, delineadores, sombras para los ojos, labiales, incluso esmaltes; brindando en cada uno de ellos un sellado duradero, además de un alto nivel de resistencia al agua, al sudor y a las condiciones climáticas.

Al respecto, Iván Castillo, responsable de Recubrimientos, Adhesivos y Especialidades (CAS) de Covestro México, comenta: “nuestras películas cosméticas son la base ideal para diversos sectores enfocados en la belleza, ya que gracias a sus estructuras químicas únicas y debido a sus propiedades avanzadas y multifuncionales, los materiales son flexibles, transpirables y biodegradables; lo que hace posible que nuestros clientes de este sector puedan ofrecer un producto final innovador y sustentable desde la producción, favoreciendo así las demandas actuales del consumidor”.

El mercado de productos del cuidado personal y de belleza se conforma de varias categorías, tales como: cuidado capilar, de la piel, maquillaje, afeitado, fragancias, cuidado oral, desodorantes, baño y ducha; protección solar y depilatorios. Para ello, la compañía líder en producción en polímeros cuenta con una línea sustentable, tal es el caso de los formadores de película que son usados para productos del cabello, compuestos en más del 50% de su contenido por carbono renovable.

En el mundo, México ocupa el tercer lugar en producción de cosméticos, superado por Brasil en primer lugar. Además, exporta cosméticos a más de 100 países en Latinoamérica y principalmente a Estados Unidos. Las mayores Plantas de producción en el país se encuentran en Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Nuevo León, Querétaro y Tamaulipas.[3]

Ante dicho panorama, la importancia del cuidado al medio ambiente es uno de los pilares de Covestro, quien se encuentra alineado a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para su Agenda 2030.[4]

Por ello, además de contribuir a la industria cosmética para crear productos de belleza innovadores de manera responsable, colabora en la transformación de los patrones de producción que hacen posible una gestión eficiente de los recursos para lograr un cambio de paradigma hacia una economía circular, utilizando materias primas alternativas, implementando un reciclaje innovador, así como el uso de recursos energéticos renovables.

Acerca de Covestro:

Con una facturación de 10,700 millones de euros en 2020, Covestro se sitúa entre las principales empresas de polímeros del mundo. Su actividad empresarial se concentra en la fabricación de polímeros de alto rendimiento y en el desarrollo de soluciones innovadoras y sustentables para productos pertenecientes a muchos ámbitos de la vida diaria. De esta manera, Covestro se compromete plenamente con la economía circular. Los principales segmentos a los que atiende la empresa son la industria automotriz, la de procesamiento de madera y fabricación de muebles, el sector de la construcción y el ramo de la electricidad y la electrónica, seguidos del ámbito del deporte y el tiempo libre, la industria de productos cosméticos, el ramo de la salud y la misma industria química. Covestro fabrica sus productos en 33 centros repartidos por todo el mundo y a finales de 2020 contaba con aproximadamente 16,500 personas (equivalentes a tiempo completo).

Related Post