fbpx

Aires de Campo presenta la importancia de los #alimentosorgánicos

104 0

El 16 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Alimentación, que se celebra desde 1979 por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). En el marco de esta celebración, Aires de Campo invita a que todos conozcan y reflexionen sobre la importancia de consumir alimentos orgánicos, no solo para el bienestar de cada persona, si no también para el bienestar social y a nivel planetario.

Es importante recalcar que las acciones que tomamos cada día, impactan en nuestro alrededor y repercuten de manera directa en los sistemas alimentarios, es por eso que se ha vuelto necesario elegir alimentos producidos de una forma más sustentable, para que realmente sean nutritivos, inocuos y puedan encontrarse a precios asequibles.

Aires de Campo ha tenido un propósito claro desde el principio, que es restaurar la armonía y el bienestar de personas, comunidades y el planeta, enfocando todos los esfuerzos en reconstruir el campo mexicano a través de la producción orgánica y siguiendo los 3 ejes del consumo consciente, que generan en conjunto sistemas sustentables.

Los ejes del consumo consciente son:
Salud personal – Eres lo que comes.
Salud social – Relaciones justas entre el hombre y la naturaleza.
Salud planetaria – Conservación de la biodiversidad y respeto a los ciclos ecológicos.

La producción y consumo de alimentos orgánicos es esencial para mantener la armonía entre los distintos ecosistemas y la biodiversidad, debido a que no se utilizan sustancias que dañan los suelos, se realiza agricultura regenerativa y no se altera la vida de los animales, microorganismos y personas que habitan a su alrededor.

El mantener relaciones justas con los productores orgánicos y el campo, está ayudando a que la producción orgánica crezca, se desarrolle la economía local y se fortalezca la salud social. Del mismo modo, si todas las personas consumen productos orgánicos, se está logrando una salud de cada persona.

Al final, todos somos parte del cambio y somos responsables del buen funcionamiento de los sistemas alimentarios, para lograr con nuestras acciones lo que se necesita para tener un impacto global positivo para todas las personas con las que vivimos, en el espacio que habitamos y el origen de los alimentos.

Related Post